Los fines de semana me inspiran a la hora de cocinar, y casi siempre me apetece hacer algo dulce. Este fin de semana hemos disfrutado de estas deliciosas mini galettes de ruibarbo, zumo de naranja y menta fresca con un poco de helado de vainilla. El ruibarbo fue todo un descubrimiento para mi el año pasado, y desde que he encontrado un puestecito en el mercado que lo vende, me estoy volviendo adicta.

JQDFVDyNvJojxBLKjriu8IFF9sVY     opBS2nJ YALBrNd_MG_4549 copia

Para conseguir este  resultado he juntado dos recetas diferentes y añadido mis toques, así que si queréis hacerlo en casa, aquí tenéis la lista de ingredientes e instrucciones.

Para el relleno (hace 4 mini galettes):

4 Palos de ruibarbo (200gr aprox)

Zumo de 1/2 Limón

Zumo de 1/2 Naranja

Menta Fresca

80gr Azúcar

Un pellizco de sal

Un pellizco de canela

Un pellizco de nuez moscada

50gr de harina

Empieza por precalentar el horno a 200ºC.

Ahora prepara la masa de la gallette (haz click en esta receta para ver los ingredientes y instrucciones. Sigue la receta paso a paso pero añade 5 cucharadas de azúcar en lugar de 1). Cuando esté la masa hecha, cúbrela con papel de celofán y métela en el congelador un ratito.

Corta el ruibarbo en trozos de 1-2 cm de grosor y mézclalos con el zumo de limón, el zumo de naranja y la menta

En un bol aparte, mezcla la harina, sal, azúcar, nuez moscada y canela. Cuando esté bien mezclado añade los trozos de ruibarbo con su zumo de cítricos y recúbrelos bien con la mezcla de harina.

Ahora saca la masa de la galette del congelador y divídela en 4 trozos iguales. Usa un rodillo para aplanar la masa hasta conseguir un grosor de 1cm máximo. Ayúdate de harina para que no se pegue la masa a la mesa ni al rodillo.

A continuación pon el relleno (divídelo en 4 también para poner la misma cantidad en todas las mini galettes) en el centro de la masa dejando dos dedos de margen a los lados. Ahora simplemente dobla la masa como ves en la foto, y para terminar pinta la galette con huevo batido y espolvorea un poco de azúcar por encima.

Mete las mini galettes en el horno en la parte de abajo durante 15-20 minutos. Si puedes cubrirlas con papel de horno o papel de plata mejor, así no tienes que preocuparte por si se quema el ruibarbo.

Servir caliente y con un poco de helado de vanilla para un sabor inmejorable. El resultado es dulce, pero a la vez ácido, y el toque de menta es perfecto.

Feliz fin de semana!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>