Hace unos días fui al mercado y vi estos deliciosos caquis. Decidí comprarlos y ver como los podía incorporar en una receta, aunque se pueden comer tal cual y están deliciosos! Se me ocurrió probar la combinación de caqui y queso; un mordisco de queso y un mordisco de caqui, y qué bueno estaba! Por otro lado hacía ya tiempo que quería hacer una galette, así que decidí juntar las dos ideas y esto es lo que salió: una galette de queso mahonés, caqui y tomillo (con unos copos de centeno para darle alegría).Un plato ideal para media mañana o por la tarde. Por supuesto podéis incorporar o cambiar ingredientes cómo os apetezca… Estaría también buenísimo con queso brie, pimiento rojo, calabaza… o solamente con ingredientes dulces!

INRgiz4awEIhh8SIO250JHY2vB6y nwb6aaOjkFJ77VpEI6CaPHZUHCAV

Para la masa de la galette:

300gr harina

175gr mantequilla fría

100ml agua helada

Una pizca de sal

1 cucharada de azúcar

1 huevo para pintar y dar aspecto brillante y dorado

Para el relleno:

2 caquis

100gr de queso

Un puñado de copos de centeno

Unas ramitas de tomillo

Sal y pimienta

Empieza preparando la masa de la galette; en un bol mezcla bien la harina, la sal y el azúcar (el resultado no sale dulce con una cucharada de azúcar, si quieres hacer una masa dulce añade más cantidad). Ahora añade la mitad de la mantequilla cortada en trocitos pequeños para que sea más fácil incorporarla a la harina. Mézclalo bien con una mezcladora eléctrica o con las manos. Ahora añade el resto de la mantequilla y sigue mezclando hasta que quede como en la foto. Finalmente añade el agua helada (enfríala con cubitos de hielo) y amasa hasta que te quede una bola como en la foto. Si ves que está demasiado húmeda, añade un poquito más de harina. Ahora envuelve la masa en papel de celofán, aplástala un poco y métela en la nevera durante media hora.

Mientras tanto, corta los caquis y el queso en rodajas finas. Cuando haya pasado media hora, saca la masa de la nevera y con un rodillo allánala hasta un grosor de 1-2cm (hazlo encima de papel de horno). Coloca los trozos de caqui y queso haciendo un circulo y construyéndolo hacía arriba como una torre. Deja unos 4 dedos de masa sin cubrir para poder hacer el pliegue bien. Al final añade un poco de sal y pimienta, copos de centeno y tomillo.

Ahora cierra la galette doblando la masa como véis en la foto. A continuación bate un huevo y utilízalo para pintar la galette con un pincel. Esto le dará el acabado brillante y dorado final tan bonito. Mete la galette en el horno durante 30 minutos a 200ºC.

Espero que la probéis y la disfrutéis! Ya veréis que buena está y que satisfacción cocinar algo tan bonito!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>